Así fue la noche en que Brenda Barattini le amputó los genitales a su amante


La arquitecta fue condenada ayer, a la pena de 13 años de prisión. Su madre se descompensó en la sala y sus familiares ocasionaron incidentes que terminaron con detenidos.

Casi dos años después de haberle amputado el pene a su amante, Brenda Barattini fue condenada a la pena de 13 años de prisión, al ser considerada culpable de “tentativa de homicidio calificado por el vínculo y alevosía”, en perjuicio de S.A.F, con quien mantenía una relación clandestina.

“Quiero justicia, jamás quise matar. Pensé lastimarlo. Planifiqué lastimarlo. Quise herirlo, no más que eso”, dijo la arquitecta de 28 años, al conocer que debía regresar al penal de Bower en donde cumple su condena. Su mamá sufrió una crisis de nervios y sus familiares ocasionaron destrozos en Tribunales por los cuales dos personas fueron detenidas.

La escena del crímer

La noche que ocurrió el ataque, la pareja se encontraba en una habitación del departamento ubicado en calle Chacabuco del barrio Nueva Córdoba. Brenda le vendó los ojos a su víctima y simuló un juego sexual, pero le mutiló los genitales.

Los vecinos escucharon los gritos y llamaron a la policía. Mientras tanto, un médico que residía en el edificio asistió a la víctima para que no muera desangrado.

Instrumento que usó para cortar el miembro de su amante

Una vez detenida, la mujer acusó ante la Justicia, haber sido víctima de un ataque sexual, pero esa versión duró pocos días, ya que la fiscal investigo el hecho y se comprobó que ella quiso robarle el celular a su amante y que además, había buscado desde días anteriores en Google, palabras como “bisturí”, “cortarle”, “cinta”, “su celular” y “pedir ayuda”. Ante esto, su abogado abandonó la defensa.

“Le cabe la agravante de alevosía. Ella preparó todo para ese momento. Tenía estricta premeditación. Puso a la víctima en situación de vulnerabilidad, le tapó los ojos impidiendo que pudiera defenderse y obró sobre seguro y para no salir lastimada ella”, indicó Bettina Croppi, fiscal.

La arquitecta fue condenada por un jurado popular, conformado por cuatro hombres y cuatro mujeres, quienes coincidieron por unanimidad. Tras esta decisión, los magistrados ratificaron el pedido de condena que había realizado la fiscal y dictaron la pena.

El Tribuno