Foto: Red Uno

La modelo Nataly Céspedes, de 26 años de edad, falleció el fin de semana tras someterse a un procedimiento quirúrgico de lipoescultura. Su familia denunció que se trata de un caso de mala praxis, teoría que ahora se refuerza con la autopsia que realizó el Ministerio Público.

La cochabambina perdió la vida la madrugada del 28 de diciembre, luego de someterse a la lipoescultura en una clínica privada de la ciudad de Santa Cruz.

La autopsia reveló que la modelo sufrió una perforación de arteria renal derecha, que condujo a una hemorragia interna que desencadenó en su muerte.

El Director Nacional del Instituto Nacional de Investigaciones Forenses, Andrés Flores, señaló que, a la luz de lo evidenciado por la autopsia, desde el punto de vista médico legal se apuntaría a una mala praxis en el procedimiento quirúrgico, informó la Fiscalía.

El caso es atendido por la Fiscalía de Delitos contra la Vida a cargo del Fiscal Lorgio Viveros.

Erbol