Se agudiza la crisis para los sectores que subsisten del comercio en la frontera

La crisis por la ampliación de la cuarentena se siente con mayor fuerza en la frontera Bolivia – Argentina, donde hace más de un mes el sector de los bagalleros no trabaja. En su mayoría subsisten gracias la ayuda de los bonos y la preparación de ollas solidarias en algunos barrios de San José de Pocitos y Barrio Nuevo.

Su principal dirigente de lado boliviano, Juan Carlos Llanque, relató que el sector bagallero ya venía de soportar una crisis en ingresos diarios de más de dos años y, antes de la cuarentena, desde el 11 de marzo por los cierres en la frontera impidieron la generación de recursos para sus afiliados. Se debe recordar que los bagalleros realizan un cobro mínimo, a modo de comisión, por el ingreso de mercadería al raleo desde territorio argentino a Bolivia.

“Desde esa fecha ya no pudimos trabajar y no hemos podido hacer nada de ingresos. Teníamos la esperanza que estos días culmine la cuarentena en la parte Argentina pero la noticia es que se amplió también hasta el 10 de mayo”, lamentó Llanque.

Los bagalleros utilizan el paso sobre el puente fronterizo para ingresar mercadería al menudeo aprovechando la tarjeta vecinal fronteriza. En esa actividad se incluyen a ciudadanos bolivianos y argentinos perjudicados ahora por la emergencia por el coronavirus, y la cuarentena asumida por ambos gobiernos para contener el contagio.

Olla común

El dirigente también agradeció la habilitación de ollas comunes en la zona de la frontera como Pocitos y Barrio Nuevo, donde un buen número de los 750 afiliados reciben un almuerzo diario.

“Quiero agradecer aquellas personas de buen corazón, solidarios que diariamente preparan el alimento para la gente. Esto ha salvado, ayudó mucho a mi sector, pero también a todas las personas que realmente no perciben ningún recurso. Ha sido de mucha ayuda; mis compañeros acuden a esta olla porque prácticamente son de bajos recursos y tiene familias numerosas”, manifestó.

Las ollas comunes están funcionando en varios puntos de Yacuiba, particularmente en Pocitos y Barrio Nuevo, en un número de 4 y 8 sitios de distribución, respectivamente.

El Chaco Alerta