Los representantes cívicos de Pocitos y Bermejo (Tarija) y Villazón (Potosí), emitieron un nuevo voto resolutivo contra el gobierno nacional. Le ponen un plazo para que confirme la fecha de una reunión, donde deben tratar la apertura de las fronteras con Argentina, entre otras demandas.

“Las fronteras unidas del sur de Bolivia, estamos absolutamente molestos por la falta de atención de las autoridades nacionales, que habiendo sido invitadas nos han desairado con su indiferencia, clara muestra de discriminación del gobierno central para las fronteras del sur de Bolivia”, dice la parte considerativa del documento.

Son representantes de organizaciones que habitan las poblaciones bolivianas frontera con la Argentina. Debido al cierre de las actividades económicas y comerciales desde hace más de un año, se han visto perjudicados por lo que se hallan en emergencia.

“Asistimos a la reunión que se había fijado para el viernes en Villazón. Pero fue negativa, fue un fracaso más de los que ya nos tiene acostumbrado este gobierno; no atiende las resoluciones que nosotros emitimos. Solo estuvieron el viceministro de educación y la ABC (Administradora Boliviana de Carreteras) de Tarija y Potosí”, confirmó José Wayar, presidente cívico de Pocitos.

En el último voto resolutivo firmado el mismo viernes en Villazón, el denominado bloque de ‘cívicos del sur’ le da un plazo, hasta el 14 de mayo, para que el Gobierno confirme con una nota la presencia de 4 ministros y otros representantes del Ejecutivo nacional. La cita deberá realizarse en Yacuiba, antes del 30 de mayo.

“No vamos aceptar la delegación ministerial a autoridades inferiores, únicamente la presencia de los Ministros con sus equipos técnicos. De no haber respuesta favorable, determinamos asumir el bloqueo de los puentes internacionales del sur de Bolivia”, concluye el texto.

Actualmente esos pasos fronterizos son utilizados solo para el transporte internacional. Salen e ingresan al país con estrictos controles de bioseguridad para evitar el covid-19.

Antecedentes

El pasado martes, todas las fronteras sur de Bolivia con Argentina, estuvieron bloqueadas por un lapso de 24 horas. El ‘bloque de cívicos’, además de habilitar el paso peatonal, la inmunización con vacunas contra el covid-19 a las población de frontera y fuentes laborales.

El Chaco Alerta