Previo al final de la cuarenta este 31 de mayo, la dirigencia del transporte presentó un plan de acciones de bioseguridad, a los técnicos del tráfico y transporte de la alcaldía de Yacuiba, para explicar cómo van a evitar contagios de Covid-19 en los pasajeros. El sector manifestó una urgente necesidad de retornar a las calles por las fuertes pérdidas económicas que reportan en aproximadamente 70 días de paralización.

La dirigencia del Transporte Unificado mostró cómo sería el micro de pasajeros, adaptado con la colocación de divisiones entre el chofer y los ocupantes, para evitar el contacto entre ambos. Además, para sentarse los pasajeros deberán ocupar solo los habilitados, que serán los ubicados en las ventanillas, en ambas filas; también el conductor deberá llevar alcohol en gel para los pasajeros, y éstos estarán obligados a colocarse barbijos.

El presidente del Transporte Unificado, Edson Arratia, adelantó que son algunas de las medidas de bioseguridad propuestas, por ello pidió consideración a las autoridades debido a la difícil situación de los choferes, afectados por la pérdida sufrida en algunos accesorios o herramientas, como las baterías de los vehículos que, debido la paralización por la cuarentena, se dañaron. “Su reposición tiene un costo de por lo menos cien dólares”, añadió. Para readecuar el interior de los vehículos también deberán destinar recursos.

Sobre la tarifa de transporte, Arratia aseguró que se mantendrá por el momento, “no obstante los dirigentes presenten una solicitud formal” “Para ello se deberá realizar un estudio socio económico para ver si se mantiene los Bs 2 en trufis y Bs 1,5 en micros”.

El Chaco Alerta