Desbaratan red que captaba escolares para servicios sexuales


En la ciudad de La Paz, la Policía logró desbaratar una red de trata y tráfico que captaba jovencitas escolares para ofrecerlas en servicios sexuales.

El caso se conoció a denuncia de una madre, quien había encontrado en el celular de su hija conversaciones, en las cuales una compañera suya le ofrecía dinero a cambio de estar con clientes, indicó el jefe de la FELCC, coronel Sergio Bustillos.

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, indicó que la banda estaba liderada por una muchacha de 17 años, quien era la que captaba a compañeras de colegio para la red.

Según la autoridad, la adolescente solía inscribirse en diferentes unidades educativas para captar a nuevas víctimas.

La adolescente actuaba junto a su madre. Le presentaba a las jóvenes que captaba, para que ella se comunique con un sujeto conocido como el “Churka, quien era el encargado de conseguir clientes por montos entre 200 a 500 dólares.

El jefe de la FELCC indicó que, tras la primera denuncia, se hizo un trabajo de seguimiento a la adolescente que fue ofrecida por la red.

La menor se encontró con otras personas en Miraflores, quienes le llevaron en taxi a la zona Sur. Ya en ese lugar, esperaron a un vehículo particular, donde se subió la joven y, a cambio, se entregó 1.300 bolivianos, que era el pago.

Se capturó a dos personas, de 42 y 31 años, que habían llevado a la menor y recibieron el dinero.

Después, la Policía intervino un motel en la zona de Cota Cota, con la certeza de que el cliente llevó a la adolescente a ese lugar. Los administradores no quisieron permitir el ingreso de los efectivos, por lo cual fueron aprehendidos.

Los agentes entraron a la habitación donde estaba la menor y capturaron al cliente, quien trató de escapar agrediendo a los efectivos.

Segunda denuncia 

El coronel Bustillos señaló que un conductor de taxi hizo una segunda denuncia sobre este caso al sistema Bol 110.

Según la denuncia, dos adolescentes subieron al taxi y el conductor escuchó que una le ofrecía a la otra una buena paga para estar con un cliente. El chofer dejó a las jóvenes en un motel en Sopocachi.

La Policía se dirigió a ese motel, pero no encontró a la menores ni al cliente.

Posteriormente, en uno de los celulares secuestrados en el primer operativo, se constató que había mensajes en los cuales se decía que las menores en el segundo motel habían logrado escapar con ayuda de los administradores.

Entre los aprehendidos están la menor de 17 años que captaba a sus compañeras de colegio, su madre, el hombre que conseguía clientes y otra mujer cómplice, además del cliente encontrado en el motel de Cota Cota.

También se capturó a cuatro administradores de los dos moteles intervenidos.

Erbol – La Paz