No obstante la vigencia de la cuarentena y en medio de una leve llovizna, el último benemérito de la Guerra del Chaco, Abelino Alcocer Vaca, fue despedido con una importante ceremonia en la población de San Ignacio de Velasco, departamento de Santa Cruz. Le rindieron homenaje y honores militares

El cuerpo del héroe nacional nacido en tierras chiquitanas, fue despedido entre el llanto de los familiares, y la curiosidad de algunos presentes en el cementerio general de ese municipio.

Guísela Alcocer, hija del benemérito, recibió la Tricolor Nacional de manos de un oficial del Ejército boliviano. Se hicieron sonar los clarines la banda musical, el silencio del adiós y salvas de fusilería.

Alcocer cumplió 105 años. Se unió a las filas del Ejército en la defensa de la Patria, cuando apenas cumplía 17 años. Es el último soldado que quedaba del asalto boliviano al Fortín Boquerón, uno de los capítulos más emocionantes de la historia bélica que protagonizaron Bolivia y Paraguay de 1932 a 1935.

Fuente: El Deber