Después de casi 12 horas del desarrollo de la audiencia cautelar, el juez 11° de instrucción penal de La Paz, Hugo Huacani, definió dar detención preventiva por 3 meses a Marcelo Navajas, exministro de salud por el presunto hecho de supuesto sobreprecio en la compra de 170 respiradores para afrontar la emergencia por la pandemia del coronavirus.

En el mismo proceso, también se otorgó la misma medida cautelar por 6 meses el exdirector jurídico del ministerio de salud, Fernando Valenzuela. Al igual que para Geovanni Pacheco, ex jefe de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), y para el supuesto “testigo clave” Fernando Humérez. Los acusados van a cumplir la medida cautelar en la cárcel de San Pedro, en la sede de gobierno.

A las técnicas Ana Espinoza y Gabriela Pérez se les otorgó detención domiciliaria también por el mismo periodo de seis meses sin derecho trabajo según información del fiscal Ruddy Terrazas, integrante de la comisión investigadora.

El juez tomó la decisión valorando los elementos tomados en las declaraciones de Valenzuela y Humerez donde manifestaron que hubo una influencia directa en la decisión de adquirir los 170 respiradores.

 El Gobierno nacional de Bolivia adquirió 170 respiradores de la marca Respira, por un precio de $us.  4,7 millones a través de una empresa intermediaria de origen español denominada IME Consulting. El precio adquirido fue de 27.680 dólares por unidad, mientras que en la fábrica en Barcelona (GPA Innova), comercializa cada máquina en 8.500 dólares. Ese dato determinó un presunto sobreprecio.

Fuente: Los Tiempos