“Ayúdenme. Por denunciar a una fiscal me están haciendo esto”.

Los gritos corresponden a la jueza Janeth Esperanza Castro Martínez y su asistente Carolina Rojas quienes fueron aprehendidas por miembros de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz. La defensa de la jueza denunció que se actuó de forma irregular y se cometió abuso de poder. La jueza había denunciado a una fiscal por un supuesto caso de corrupción.

Las asociaciones de jueces de Potosí, Chuquisaca, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz manifestaron su rechazo por el “abuso de poder que ejercieron funcionarios del Ministerio Público y de la Policía de Santa Cruz en contra de la juez” del municipio de Cabezas.

La magistrada fue aprehendida la mañana de este viernes, por ocho efectivos policiales, al interior de un edificio frente al palacio de justicia de Santa Cruz. Ella estaba realizando algunas diligencias que corresponden al municipio de Cabezas.

El abogado de Castro, Romel Ipamo, informó que la jueza fue sacada de esas instalaciones y llevada a oficinas de la fuerza anticrimen. “No contaban con el mandamiento correspondiente; dicha orden no existía, era un hoja en blanco solamente. Fue un total abuso”, reprochó.

De acuerdo al abogado, la detención fue en represalia porque su defendida “denunció distintos actos de corrupción en contra de fiscales del municipio de Cabezas”. “Ella salía de una audiencia, de un proceso disciplinario  instaurado en contra de una fiscal. Las denuncias son contra la fiscal Amparo C., por  supuesto hecho de corrupción, de cobros irregulares de dinero y soborno”, explicó.

Fuente: Pagina Siete