El Gobierno y las autoridades de entidades de gobiernos subnacionales autónomas coincidieron que reducir al máximo la circulación de la ciudadanía, además de restringir varias actividades pero, descartaron plenamente la cuarenta rígida por contagios de coronavirus.

“Cuando nos reunimos con los alcaldes de las ciudades más afectadas, Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, coincidimos de manera unánime, velar por la población y la economía en las ciudades (…) tenemos dificultades para poder enfrentar una cuarentena rígida”, dijo el portavoz gubernamental Jorge Richter.

La Alcaldesa cruceña, Angélica Sosa, igualmente descartó cualquier posibilidad aplicar un encierro total de las personas, así como se vio entre marzo y junio del pasado año. No obstante, los pedidos de realizar otra cuarentena, crece a medida que se incrementan más casos diarios de contagiados por Covid-19.

Richter señaló que los esfuerzos realizados por el Gobierno, busca evitar un nuevo encierro total. Manifestó que la llegada de las pruebas servirá para detectar a los enfermos con el Covid-19 y proceder a su aislamiento, mucho más a los asintomáticos, que representan el verdadero peligro.

Mientras tanto, La Paz está en puertas de una festividad donde se producen aglomeraciones durante dos semanas, aproximadamente. La fiesta de la Alasita es bastante muy concurrida y es probable que se realice pese a la emergencia sanitaria.

Fuente: El Deber