Secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Nelson Villalobos (Foto: Página Siete)

1.000 millones de dólares fueron retirados de cuentas y bancos entre octubre y noviembre del 2019, informó la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban). El secretario ejecutivo de esta institución, Nelson Villalobos asocia este movimiento bancario «al escenario coyuntural» que atravesaba el país el año pasado.

Precisamente en octubre del año pasado, organizaciones ciudadanas y cívicos de diferentes departamentos convocaron a un paro nacional por tiempo indeterminado. 21 días después, el 10 de noviembre, el expresidente Evo Morales, renunciaba al cargo tras las convulsiones sociales que acompañaron a esas jornadas.

«Desde ese período a hoy se ve una recuperación, no se han recuperado todo los depósitos que se han perdido, pero el retorno es gradual», explicó Villalobos.

La salida de depósitos se registró con mayor incidencia en el Banco Unión, seguido de los bancos Pyme, cooperativas de ahorro y crédito abiertas y en las entidades financieras de vivienda. La única entidad que no se vio afectada por el retiro de dinero fue el Banco de Desarrollo Productivo (BDP), según la información estadística publicada en el sitio web de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi).

El País de Tarija