En Trinidad, Beni, no solo impacta la pandemia del coronavirus también se suma un problema de siempre, la falta de agua. En esta ciudad no hay servicio de agua potable que sea distribuido en cañerías, mucho menos un sistema de alcantarillado completo. De acuerdo al reporte de Página Siete, el agua se consigue como se puede, en carros cisternas que obtienen el líquido elemento de las profundidades de algunos pozos.

La socióloga e investigadora Zulema Lehm explicó que agua potable, tratada  y que uno pueda beber directamente no existe en ninguna vivienda de Trinidad. “Lo que existe es un mediocre sistema de distribución de agua que no es potable por cañería hacia los domicilios”, acotó.

“Ese sistema de agua no potable, alcanza a diminuto porcentaje de la gente. La población, incluso en el centro de Trinidad, compra agua para consumirla, para el baño, para todo. Se compra agua por cisternas”, sostuvo.

Mientras que en Trinidad se superó los 550 casos de Covid-19, con 39 muertos por la enfermedad, las organizaciones internacionales y autoridades nacionales piden que las personas practiquen, además del aislamiento y distanciamiento social, higiene permanente para evitar los contagios, la tarea no es sencilla cuando no se cuenta con un sistema adecuado de distribución de agua potable y alcantarillado.

Juan de Dios Peña, periodista de Taxi Noticias, dijo que la mayoría de los vecinos compran agua de cisternas, pues quienes tienen el  servicio de tuberías no tienen el recurso las 24 h, solo por horas. “Hay empresas que distribuyen el agua en cisternas y cobran Bs. 60 por 1.000 litros”, dijo.

Fuente: Página Siete