Jugadores de la delegación de Boca Juniors protagonizó anoche un escándalo de “grandes dimensiones” tras protagonizas una pelea con los efectivos de seguridad, en los vestuarios del estadio “Mineirao” en Belo Horizonte (Brasil).

Los hechos fueron registrados en videos y se produjeron tras la eliminación del equipo en la fase de en octavos de final de la Copa Libertadores.

Algunos futbolistas fueron requeridos por la Policía Militar tras incidentes.

De acuerdo al entrenador Miguel Ángel Russo, se supo que toda la delegación permanecerá en Belo Horizonte hasta resolver la situación.

Mira las imágenes:

Fuente: El Tribuno