El exministro de Gobierno, Carlos Romero, negó el jueves conocer a Dora Vallejos quien es investigada por la comisión del presunto delito de enriquecimiento ilícito de al menos 150 millones de dólares, cuyo esposo es Bismark Carlos Padilla, un sentenciado por narcotráfico.

«Quiero decirles con absoluta categoricidad, no conozco a esta mujer, dicen que es de Yapacaní según los comunarios, quisiera que pongan los nombres, porque cuando uno va a hacer un trabajo serio y va a lanzar una información seria, tiene que poner la fuentes, no es cierto», dijo Romero en rueda de prensa antes de ingresar a la audiencia de apelación a su detención preventiva.

La exautoridad insistió en que los comunarios que denunciaron que el 6 de enero él se encontraba en la propiedad de Vallejos, de quien dicen que está vinculada con un piloto que cayó con droga en México, debieron estar identificados con nombres y cédulas de identidad.

Según el exministro montaron una fotografía en la que aparece con suéter de color plomo con la que asistió a la audiencia del 17 de enero, pero aparece la mujer sobreponiendo su brazo en su hombro.

«Hacen un montaje con una mujer que no conozco, nunca la he visto en mi vida, dicen que tiene grandes propiedades y un patrimonio», señaló.

Expresó que desde la caída del Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) su persona no se movió de La Paz, ni en los espacios públicos, por la convulsión social, incluso con poder notarial mandó a una persona para el cierre de servicios ante la Contraloría General del Estado.

Dora Vallejos, oriunda de la localidad de Yapacaní, Santa Cruz, ha sido denunciada por el Ministerio de Justicia por la comisión de los delitos de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento de ganancias ilícitas, porque inexplicablemente posee un patrimonio de 150 millones de dólares, 19 vehículos, 50 propiedades en el área rural y unas 11 o 15 en el área urbana.

Vallejos, más conocida como la «Reina del Norte», es esposa de Bismark Carlos Padilla, quien fue sentenciado a 10 años de cárcel el 2005 por un caso de narcotráfico en el que también estaba implicado el exalcalde de Warnes, Mario Cronenbold.

ABI