• 2
    Compartidos

La ONG Nativa, publicó un informe donde indica que los 34 cóndores encontrados muertos en la comunidad Laderas Norte, cercano a la ciudad de Tarija, habían consumido un agrotóxico venenoso y muy letal. La comercialización de ese producto está prohibida en Bolivia.

La investigación apunta a los habitantes del sector, quienes siendo testigos de la amenaza de sus animales, por pumas y zorros, decidieron envenenarlos.

Lamentablemente se provocó un fuerte daño colateral que terminó afectando, no solo a los cóndores, también a otras especies. Se teme que varios pichones de cóndor tengan el mismo destino y mueran, dice un reporte de RTP.

El escenario de muerte era una quebrada de la comunidad donde se halló a los 34 cóndores: 17 machos y 17 hembras; 5 jotes cabeza colorada; 2 sucha; 5 perros; 1 chivo y una oveja.

Hace quince días, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua había informado sobre la identificación del autor del crimen medioambiental.

El cóndor andino es considerado una especie “casi amenazada” desde el año 2004. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza indica que existen poblaciones muy reducidas de cóndores y el número sigue descendiendo.

La mayor amenaza que enfrenta es la persecución humana, bajo la creencia que ataca al ganado. No obstante, los cóndores son carroñeros, cumpliendo una función importante para la limpieza de los ecosistemas.

Fuente: El Deber


  • 2
    Compartidos