A pesar del cierre fronterizo en la Argentina, el ingreso de personas hacia Bolivia se salió de control. El motivo principal es realizar compras y cobro de bonos en las ciudades de Bermejo y Yacuiba.

De acuerdo a Freddy Rueda, secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Gremiales de Bermejo, ciudadanos argentinos ingresan por los pasos no autorizados para luego cruzar a Bolivia a bordo de las barcazas artesanales.

La presencia de turistas argentinos en Bermejo se ha visto incrementada de forma gradual debido a las fiestas de fin de año, quienes llegan para comprar ropa interior por mayor, además de ropa de cama, zapatillas, juguetes y electrodomésticos, para la revente en el vecino país.

Similar panorama se observa también por los pasos ilegales entre Yacuiba y Salvador Mazza. En esta zona existen al menos 60 sitios para cruzar la línea fronteriza entre ambos países.

Fuente: El Deber