Un juzgado peruano ordenó que la hija de Fujimori regrese a prisión (Foto: AFP)

La líder opositora peruana Keiko Fujimori fue detenida este martes, luego de que la justicia ordenara que vuelva a prisión preventiva, como parte de una investigación sobre el escándalo de corrupción de Odebrecht.

La decisión es un nuevo golpe al fujimorismo, dos días después de que esa fuerza política recibiera un voto castigo en las urnas, que selló el fin de su hegemonía en el Congreso.

“Impongo prisión preventiva por el plazo de 15 meses a la investigada”, declaró el juez Víctor Zúñiga, tras exponer durante 10 horas los argumentos de su decisión, en una audiencia a la que Keiko se sumó en los minutos finales.

Keiko, quien vestía una blusa negra, abrazó y besó a su marido antes de entrar a la sala de audiencia, fue detenida de inmediato por la policía para ser conducida a la cárcel de mujeres de Chorrillos, en el sur de Lima.

AFP