El Comando de frontera policial de Yacuiba recibió equipos y armamento para enfrentar un eventual ingreso a Bolivia, de los reos prófugos de la cárcel de Pedro Juan Caballero, en Paraguay.

La información la brindó este lunes el comandante Ariel Tórrez, quien también aseguró que se están tomando todos los cuidados para resguardar las rutas de conexión con ese país, además de la Argentina.

“Tenemos una frontera amplia con Paraguay. Por el lado de Villamontes, por la carretera a Ibibobo existe una vía directa con el vecino país. Estamos en contacto con nuestros homólogos del Paraguay, además de la gendarmería Argentina, coordinando cualquier información sobre los prófugos”, afirmó

El jefe policial puntualizó que el armamento enviado desde el Comando General de la Policía es de carácter letal, considerando que entre los 76 prófugos, la  mayoría es de nacionalidad brasileña y miembros del PCC (Primer Comando de la Capital) una organización criminal “altamente peligrosa”.

A los pocos días de producirse la fuga, la policía de Yacuiba y Villamontes, Gran Chaco de Tarija, recibió la documentación con todos los detalles de los prófugos. Descripciones, nombres y apellidos, y fotografías, empleados ahora para identificar a los peligrosos antisociales.

“El Comando General fortaleció a nuestro comando de frontera con equipos y armamento letal; estamos preparándonos ante cualquier contingencia, resguardando nuestra frontera, aunque hasta el momento no existe ningún reporte”, subrayó Tórrez

Fuga

El escape por un túnel de 76 prisioneros, se produjo la madrugada del pasado domingo 19 de enero en la cárcel de la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, frontera con Brasil.

Pese a la distancia aproximada de casi 600 km con territorio boliviano, las autoridades sospechan que los prófugos intentarán llegar hasta nuestro país, considerando que el PCC, tiene ramificaciones en Bolivia, además de la amplia frontera que comparten con Paraguay.

La banda del PCC es originaria de Sao Paulo. Tiene casi 30.000 miembros y está involucrada en el tráfico de drogas y armas, con operaciones en Brasil, Paraguay, Bolivia y Colombia.

El Chaco Alerta