En lo que va del año, las lluvias y las riadas dejaron ocho personas muertas en Bolivia, según las autoridades departamentales, la Policía  y Defensa Civil. De este número, siete se registraron  en  La Paz, tres el fin de semana.

En las últimas horas, las precipitaciones pluviales afectaron cuatro vías  departamentales y una carretera fundamental. Las lluvias también se llevaron la cuarta parte de una  comunidad del municipio paceño de  Curva. Hasta la fecha,  hay más de 2.900 familias damnificadas en el departamento  de La Paz.

“Hasta ahora tenemos seis fallecidos por las lluvias. Tres que se registraron en el inicio de  este año en el río Challasuyo. Y  este fin de semana se reportaron otros tres decesos, dos en Santiago de Machaca y uno en Achocalla”, dijo ayer  el director de Gestión de Riesgos y Atención de Desastres de la Gobernación paceña, Luis Alcoreza.

El funcionario explicó que el  deceso número seis  se reportó el domingo en Achocalla. Se trata de una mujer con discapacidad que no  pudo salir de su vivienda. “La mazamorra le alcanzó”.

Los otros dos decesos ocurrieron el sábado. “Las víctimas  estaban dentro de su movilidad intentando pasar el río Tapasa (Santiago de Machaca). Pero cuando estaban cruzando,  el vehículo se estancó porque se arruinó”, dijo. Fue entonces cuando  las dos personas -un niño  y un adolescente- fueron arrastrados por el río.

El séptimo caso fue reportado por el jefe de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen  (Felcc) de La Paz, René Tambo. El jefe policial dijo que   la víctima era   una mujer de  82 años, según ABI.   La mujer  falleció aplastada por un muro en la zona Chijini.

El viceministro de Defensa Civil,  Fernando Calderón,  informó  ayer en la tarde que se reportó también el deceso de una persona en Yacuiba.

 El  tramo  Villa Barrientos-La Asunta, uno de los afectados.
Foto:Gobernación

Hay alerta naranja en La Paz

Según la jefa de pronóstico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Marisol Portugal, la institución emitió un aviso de alerta naranja por las fuertes lluvias  que afectan al departamento de  La Paz. “Continuaremos  con lluvias hasta mañana (hoy) en el norte paceño”, sostuvo. Añadió que el miércoles  habrá una ligera mejoría, pero indicó que  no se descartan chubascos aislados.

Alcoreza indicó  que producto de las lluvias del fin de semana,  dos municipios fueron afectados. Achocalla   cuenta con 20 familias afectadas por la mazamorra. Se reportaron 16 viviendas destruidas, ocho familias de la zona Arco Iris, tres de San Martín  y una de la zona Aroma.

La comunidad de Calaya, del municipio Curva, ubicado en la provincia Bautista Saavedra, presentó problemas. “Debido a la crecida del río que pasa por el lugar, tenemos 17 viviendas afectadas y más de 72 familias damnificadas”, aseguró. Aclaró que las casas no fueron derrumbadas, pero  “fueron muy dañadas. Por eso desalojaron  las viviendas”.

La autoridad departamental  contó que “una cuarta parte del pueblo fue afectado por la riada”.  Según Alcoreza, los comunarios afectados relataron que su pueblo estaba a 40 metros sobre el río, pero el caudal creció  y esos metros fueron erosionados por el agua  y las viviendas quedaron al borde del precipicio.

Entre las primeras seis semanas de este año, La Paz reportó 2.917 familias afectadas. Hasta el momento  sólo cinco municipios se declararon en emergencia: Charazani, Sorata, Chuma, Puerto Acosta y San Pedro de Curahuara. “El proceso de declaratoria de desastre es un proceso administrativo que debe pasar por el Concejo Municipal”, dijo.

Se espera  la declaratoria de  emergencia en Achocalla, Curva y Mecapaca. Según el  funcionario,    “con esos municipios serían ocho los afectados por las lluvias”.

Página Siete