Estuvieron algunos días atendiendo de forma gratuita, y entregando medicamentos a los pacientes con sospechosa, o confirmado, de contagio de Covid-19. Son 50 personas que habían llegado de Santa Cruz. Prometen volver.

Hay indignación en los miembros de la brigada médica cruceña, Unidos para Servir, que dejan Yacuiba con sabor amargo por el “mal trato de las autoridades locales”. La afirmación corresponde a la presidente, Denis Isamar Churqui que, con llanto en sus palabras , narró una serie maltratos que “pasaron” en el trabajo voluntario de “salvar vidas” de quienes están contagiados de Covid-19.

Lamentaron haber sido desalojados del hospedaje en donde se encontraban, además de la falta de asistencia con la alimentación y bebidas. Tampoco les dotaron del equipo de bioseguridad que les habían prometido, para colmo quedaron a la espera de donación para pagar los pasajes de retorno a Santa Cruz. “Estoy muy mal, porque no es posible que no valoren a los médicos que hemos venido a salvar vidas”, afirmó Isamar Churqui, presidente de la brigada

“Ahora me entero que el apoyo que nos estaban dando, el alojamiento, nos han quitado. Este jueves nos han retirado de la casa del Asilo de Ancianos (Comunidad El Palmar) No nos dieron desayuno ni el almuerzo. Me siento muy mal porque estamos ayudando a la gente y que nos hagan eso de sacarnos de la casa”, expresó.

También informó que nunca existieron las condiciones prometidas para venir a Yacuiba, ni alcohol, ni barbijos, ni gafas protectoras para prevenir el contagio, por la exposición a la que estuvieron sometidos los 45 profesionales de salud voluntarios.

“Las brigadas realizadas fue con apoyo y coordinación con varios entes solidarios como Pañuelos Blancos, el Comité Cívico, y dirigentes de barrio. Ellos nos apoyaron con alimentación, con algún toldo, y medicación, algunas vitaminas; nosotros trajimos donaciones de Santa Cruz”, señaló.

“Creo que hemos sido los peores tratados aquí. Estábamos de sol a sol. No nos han traído ni un vaso de agua para el trabajo duro que hemos tenido. Ni siquiera un Power (bebida energética). Me siento muy indignada porque nosotros vinimos a salvar vidas y que nos traten de esa manera”, manifestó.

Hasta caída a noche del viernes, buscaban transporte para retornar a Santa Cruz. Para ello, esperaba alguna donación porque no tenían ni siquiera para los pasajes.

“Hemos venido a salvar vidas; me siento muy indignada, que nos traten muy mal. Que no tengan corazón ni consideración, ni valoran a los médicos”, reiteró.

No obstante, Churqui dijo que la próxima semana buscará apoyo de  voluntarios a nivel nacional para retornar a Yacuiba con los implementos y medicamentos, para los vecinos.

“Por la desatención de las autoridades, vamos coordinar con diferentes dirigentes. No vamos a depender de la gobernación ni de la alcaldía”, anunció

La brigada médica llegó de Santa Cruz en pasados días, llegando atender aproximadamente 4000 personas, con problemas de Covid o sospechosas de haber contraído la enfermedad. Estuvieron en San José de Pocitos, en el centro de la ciudad de Yacuiba, y este viernes en urbanizaciones de Bella Vista 1 y 2, en la zona del mercado campesino y la plaza Magariños.

La secretaria municipal de salud, Alba Rifarach, explicó en una conferencia de prensa la mañana del viernes, que en Yacuiba se recibió el apoyo de brigadistas de Santa Cruz, que ayudaron bastante.

“Quiero agradecer públicamente el apoyo que ellos han brindado. Hemos tenido varias reuniones; no coordinaron directamente con nosotros como gobierno municipal, coordinaron con el Gobierno departamental y regional (del Chaco)”, sostuvo a tiempo de aclarar que apoyaron conforme a las competencias establecidas para el municipio.

El Chaco Alerta