Actuaron rápido y contuvieron el brote inicial con una cuarentena que duró al menos tres semanas. Cuando levantaron las medidas de restricción una segunda oleada golpeó más fuerte.

Hokkaido, una isla al norte de Japón, experimenta una segunda oleada de contagios y decesos por coronavirus, que “pudo haberse evitado si no hubieran levantando muy pronto la cuarentena” afirmaron expertos.

Esa región actuó con urgencia al inicio y logró contener el brote  del Covid-19 gracias a una cuarentena que duró tres semanas.

Pero luego que las autoridades locales levantaran las restricciones, un segundo brote infecciones los golpeó con mayor fuerza. En menos de un mes después, la isla nuevamente volvió a aplicar el bloqueo.

La isla japonesa registró 38 nuevos contagios de la enfermedad el pasado martes, lo que elevó los casos de 688. Al mismo tiempo se reportó una persona fallecida sumando en total 27 fallecimientos hasta ahora.

La Isla, considerada como historia de éxito gracias a las acciones de contención, rastreo y aislamiento del virus, nuevamente centra la atención por la nueva lucha para enfrentar una segunda arremetida de contagios.

La estrategia de combate al virus desde mediados de marzo funcionó al punto de registrarse solo máximo dos casos por día. Después de algunas semanas se levantó la cuarentena y desde inicio de abril se abrieron las escuelas. Ahora, 26 días después de levantar las restricciones se debió imponer otro por el rebrote de la enfermedad.

Levantar las restricciones «es muy peligroso» Kiyose Nagase, presidente de los médicos de la zona dijo: Lo siento, no debimos levantar el primer estado de emergencia; no será hasta el próximo año que debamos levantar con garantía el bloqueo”.

Fuente: RT