El ejecutivo regional transitorio del Gran Chaco, José Quecaña, realizó un “extraño” ofrecimiento a la empresa constructora Alfa, una asociación accidental que estará a cargo de la construcción de la nueva terminal de buses de Yacuiba, Tarija.

En su discurso de entrega de la “orden de proceder” en manos de representantes de la empresa, durante el acto de este martes en el mismo terreno donde se edificará la obra, hizo un ofrecimiento curioso cuando ofrecía detalles del proyecto, como plazos y costos de la obra, financiada por la Upre (Unidad de proyectos especiales).

Dijo: “(…) si (la terminal) me lo entrega pa´l próximo año, cuando me esté yendo, va tener otro proyecto el compañero”, manifestó al referirse a los representantes de la asociación accidental Alfa, y ante la sorpresa de algunos de los asistentes.

ANÁLISIS

El plazo para la culminación de la nueva terminal es de 539 días calendario, dato que la misma autoridad brindó este martes. Significa que se debe terminar la construcción en marzo de 2021, diez meses posteriores a la culminación del mandato de Quecaña. Fecha difícilmente alcanzable por la constructora.

José Quecaña llegó al cargo de manera interina, para encaminar el proceso de la Autonomía regional iniciada en pasadas gestiones. Su mandato concluye en mayo de 2019, cuando se cumplirán los 5 años de su gestión.

Por otro lado, la disponibilidad de elegir a quién sí y a quién no otorgarles obras con recursos de la Upre, (como ofrece la autoridad si cumplen con el “nuevo plazo” sugerido) connota una intencionalidad de favorecer de forma directa a determinados proveedores con determinados contratos.

Con ello se observa cómo quedan relegados los  procesos de licitación, mecanismo implementado como un medio para evitar la corrupción o el manejo discrecional de los recursos del Estado boliviano.

DATOS

  • El anticipo es de Bs. 9 millones
  • El costo total del proyecto es de Bs. 47.000.085.-
  • La superficie a construirse es poco más de 2 hectáreas

El Chaco Alerta – Yacuiba