• 1
    Compartir

El candidato y gobernador departamental Adrián Oliva, dejó de ser requerido por la justicia luego que se dejara sin efecto la orden de aprehensión que tenía en su contra. Así fue confirmado por medios de prensa digitales de la capital de Tarija.

El diario El País informó que el fiscal departamental, Wilson Tito, confirmó que fue “la justicia” dejó sin efecto la orden. Presume que Oliva justificó su ausencia a la audiencia cautelar.

“Se dejó sin efecto la orden de aprehensión. Le impusieron una multa de 350 bolivianos”, señaló Tito.

El mandamiento de aprehensión emitida este miércoles contra Oliva, se debió a la falta de asistencia a una audiencia judicial del caso Combolat. Existe el presunto incumplimiento de deberes y desobediencia a las órdenes de la autoridad pública.

El juez de instrucción cuarto en lo penal había declarado en rebeldía a Adrián Oliva, y emitió orden de aprehensión que, a decir de él, se había “enterado por terceros”.

Calificó el hecho de persecución judicial por parte de la justicia. Oliva estaba en Yacuiba este miércoles, donde se disputa una de las principales plazas electorales del departamento el próximo 7 de marzo.

La empresa Combolat fue la supervisora de la construcción del hospital maternológico Tarija.


  • 1
    Compartir