Se derrumban los techos presupuestarios del departamento para 2020

El ministro de Economía, Luis Arce.(Foto: Internet)

Los problemas en el sector hidrocarburos ya tienen un reflejo específico en la confección del presupuesto de 2020: los techos presupuestarios se derrumban en el orden del 20 por ciento según la comunicación del Ministerio de Planificación y del Ministerio de Economía. Así lo han confirmado desde la Alcaldía, la Gobernación de Tarija y el Gobierno Regional del Chaco, que precisamente en año electoral deberán ajustarse el cinturón ante lo que ya era un recorte anunciado.

De acuerdo a esta comunicación, la Alcaldía de Tarija prevé que los ingresos por Impuesto Directo a los Hidrocarburos se queden en 100 millones de bolivianos; 29 menos que lo presupuestado para este 2019 y apenas una cuarta parte de los 370 millones que se presupuestaron en pleno auge del precio del petróleo, en 2014.

“Esto genera fuertes inconvenientes porque hay una baja considerable en los ingresos, lo que queremos hacer es evitar que haya impacto sobre las obras que generan empleos y los programas de desarrollo, que también ayudan a resolver problemas de Tarija. Se ha recibido la información sin ninguna explicación al respecto; realmente nos preocupa fuertemente y vamos a tener que programar un presupuesto 2020 con bastantes menos recursos de lo previsto”, explicó el secretario ejecutivo del Gobierno Municipal, Diego Ávila.

El Gobierno Municipal, desde 2015, ha saneado el catastro y ha logrado elevar el volumen de ingresos propios al sincerar los impuestos que pagaban diferentes edificaciones. También se espera una nueva inyección con la reestructuración de Ingresos luego de la salida de Marcelo Calle, involucrado en un tema de violencia familiar contrario a las normas. En ese sentido, el impacto de la caída de los ingresos petroleros son limitados en el conjunto global, sin embargo el impacto es mucho mayor en las arcas de la Gobernación Departamental y del Gobierno Regional del Chaco.

Para la Gobernación de Tarija, el techo presupuestario se ha fijado en 740 millones de bolivianos, 690 de ellos correspondientes a regalías y el resto a los ingresos de IDH. El descenso es significativo respecto a 2019, donde los ingresos presupuestados llegaron a 959 millones de bolivianos de los que 775 correspondían a regalías. 690 millones de bolivianos es aproximadamente lo que el Gobernador interino Lino Condori recibía en dos meses en el año 2014.

Por parte del Gobierno Regional del Chaco, el ingreso en forma de regalías llegará a los 560 millones de bolivianos, 73 menos de los presupuestados en este 2019.

Reducción

Alcaldía reduce en 20% sus ingresos de IDH y las regalías departamentales caen a 690 millones de bolivianos

El País – Tarija