• 8
    Compartidos

Un hecho de sangre se produjo este miércoles en horas de la tarde en la frontera de Bolivia y Chile, donde un niño de trece años resultó siendo víctima de un disparo de arma de fuego. Los médicos del centro de Salud de Colchane, en lado chileno, confirmaron que el menor de iniciales F. C. V. resultó herido de bala en el cuello.

Según los familiares aseguraron el disparo se produjo por parte de militares bolivianos, cuando el menor estaba en territorio del vecino país, por el sector de Panavinto. Tras recibir atención médica el adolescente fue trasladado por aire hasta el Hospital Regional de Iquique (Chile).

De acuerdo a la versión de los pobladores, los soldados de Bolivia procedieron a quemar dos vehículos en la zona del salar de Coipasa. Similar acción es realizada con los vehículos de contrabando ingresados este punto de la frontera entre ambos países. Por el momento se desconoce si el hecho tiene relación con el caso del niño baleado.

“Este es un caso grave; se involucra el uso de fuerza militar extranjera en territorio nacional. Por otro lado, más allá de las circunstancias que se están investigando, rechazamos el uso de esa fuerza letal y desmedida contra un menor”, aseguró por su parte el alcalde municipal de Colchane (Chile), Javier García Choque.

Fuente: El Deber


  • 8
    Compartidos