Un niño de aproximadamente 12 años murió ahogado ayer en una poza donde desembocan aguas servidas de la ciudad de Sucre, lugar del puente antiguo de la zona de Quirpinchaca, detrás del barrio Judicial.

Testigos informaron que el menor de edad se bañaba con sus primos.

Los Bomberos llegaron al lugar y pudieron rescatar el cuerpo del niño, pero ya sin vida.

Lo hicieron aún sin contar con los equipos necesarios para ese tipo de rescate.

Los efectivos policiales arriesgaron su vida sin importar la profundidad de la poza, resaltaron los vecinos del barrio San Juan de Dios Bajo.

La quebrada de Quirpinchaca recoge las aguas servidas de toda la ciudad, de algún modo, es la alcantarilla principal de Sucre y se encuentra destapada, por lo que despide un vaho fétido y tóxico, que durante las estaciones del año empeora.

El poteado del río es una demanda constante de los vecinos a las distintas autoridades de turno.

Correo del Sur