• 3
    Compartidos

Jorge C.V. de 36 años, es el sujeto que abusó a dos hijas de 14 y 11 años y que fue enviado a Santa Cruz de la Sierra, para cumplir una pena de 20 de reclusión en la cárcel de Palmasola. Con la primera tuvo acceso carnal quedando embarazada, mientras que a la segunda le realizó toques impúdicos.

En el juzgado de instrucción penal primero de Yacuiba, el ministerio público pudo acreditar con pruebas contundentes, que el imputado fue autor del delito de violación y abuso sexual agravado de sus dos hijas. Los hechos se produjeron desde inicio de año por lo que la mayor tiene 8 meses de gestación.

La fiscal departamental del Tarija, Carla Oller Molina, confirmó que el imputado aceptó de manera voluntaria someterse a un procedimiento abreviado, renunciando al juicio oral.

“El acusado admitió haber cometido los ilícitos. Como ministerio público presentamos las pruebas como certificado médico forense y la ecografía donde se demuestra la gestación de una de las víctimas”, explicó Oller.

De acuerdo al antecedente, el delito ocurrió en enero de este año, cuando la madre que está al cuidado las niñas debido a la separación que tiene con el padre de ellas, viajó a durante 10 días a Santa Cruz. Fue ahí que dejó a las menores en la vivienda de Jorge C.V. (ex pareja), Esa situación fue aprovechada por el sujeto para abusarlas sexualmente.

El pasado 14 de septiembre la mamá descubre que una de ellas está embarazada, al hacerle las pruebas descubren que tiene 34 semanas de gestación. Fue allí que preguntó lo ocurrido y es cuando ella confiesa que su padre la violó sexualmente; la menor de 11 años revela de los toques en sus partes íntimas que también le había realizado su progenitor, situación que habría ocurrido en varias oportunidades en que iban a visitarlo.

El Chaco Alerta


  • 3
    Compartidos