La Empresa YPFB LOGÍSTICA S.A., subsidiaria de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, desmintió “categóricamente” las denuncias “mal intencionadas” sobre supuestas irregularidades en el manejo administrativo de la compañía; a través de sus ejecutivos se anunció sobre el inicio de procesos judiciales en contra de algunos funcionarios que han incurrido en irregulares prácticas durante las gestiones anteriores.

Su gerente general, Anderson Menezes, informó este martes que “(…) se detectaron contrataciones irregulares de personal de parte de la jefatura de talento humano, sin ningún perfil, justificación y sin la solicitud del área a donde fueron destinados (…)”. El Ejecutivo aseguró sobre la detección de diversas situaciones irregulares dentro de la empresa que viene desde hace dos años y ahora son investigadas por las instancias correspondientes. 

“La actual administración está procediendo a la corrección de las anormalidades que fueron identificadas; hemos activado los mecanismos de control anticorrupción, denunciamos y procesamos a los responsables de estos hechos. Estos trabajadores, al quedar al descubierto en sus ilegalidades, están reaccionando desde diversos frentes, intentando dañar la imagen de la compañía y los ejecutivos”, calificó Menezes.

Sobre David Guachalla, funcionario que realizó las denuncias en contra de la compañía en un medio de comunicación y que se había presentado como jefe de finanzas, afirmó que desempaña funciones en la empresa pero como administrador de la Planta Palmasola. No es jefe de finanzas, lo que significa “usurpación de funciones”.

Menezes hizo la aclaración sobre YPFB Logística. Informó que en el marco de sus competencias participó del programa denominado Unidad Médica de Emergencia contra el Coronavirus (UMEC-YPFB) con el aporte de Bs. 696.000, de acuerdo a la rendición contable cerrada el 12 de mayo de este año y presentada al directorio tal como corresponde.

Fuente: AN/YPFB