YPFB viene trabajando en la optimización de costos, organización de la estructura del personal y requerimientos de equipos para la Planta de amoniaco y urea, tres actividades que forman parte de la preparación del reinicio de operaciones.

“La Planta de amoniaco y urea sostuvo contratos con la subsidiaria Compañía Eléctrica Central Bulo Bulo desde 2018 y con vigencia hasta el 31 de marzo del presente año, ellos fueron evaluados por la actual administración de la estatal petrolera; como resultado es la no continuidad”, manifestó Oscar Boutier, gerente de industrialización de YPFB.

De la misma forma indicó que YPFB realizó un análisis de costos y como  conclusión se tiene que los nuevos contratos asociados a la operación, mantenimiento y comercialización de urea, deberán ser optimizados “buscando reducir costos y subir la productividad, de esa forma mejorar la competitividad del producto en los mercados”.

Los términos de referencia para el proceso de contratación va incluir los ajustes para la optimización de las operaciones de la Planta, la organización de la estructura de personal y los requerimientos técnicos para el funcionamiento y mantenimiento de la planta, manifestó Boutier.

Fuente: AN/YPFB